¡Resolver el vacío interior es posible!

En ocasiones nos sentimos vacíos e intentamos llenar ese hueco con cosas inútiles como comprar ropa, comer, tomar alcohol, drogarnos o simplemente relacionarnos con personas que tan sólo nos perjudican.

 

A menudo sucede que las personas se sienten vacías en sus matrimonios y buscan otra pareja que cubra sus necesidades, sin darse cuando que el problema no es externo, que su vacío proviene del interior.

Pasa igual con respecto al trabajo, buscamos otro que nos haga sentir mejor o en el que ganemos más dinero, pero al llegar al tope o lograr las metas que nos habíamos propuesto seguimos teniendo un hueco en el corazón y el ánimo por los suelos.

Cuando llegamos a este punto, volvemos a comenzar y el esquema se repite incontables veces. Nos quedamos anclados a un círculo vicioso del que nunca podemos salir. En ese momento nos damos cuenta de lo agotados, desanimados y tristes que nos sentimos, ya que los vacíos del alma no se curan en el 100% de las veces con respuestas o soluciones externas.

¿Cambiar afuera o cambiar desde adentro?

La única forma de cambiar ese vacío de raíz, de una vez y por todas es cambiar desde adentro. Darnos cuenta de que nuestra mente tiene mucho que ver con el modo en que nos relacionamos con las situaciones que nos suceden.

¿Qué puedes hacer de un modo diferente para cambiar esa emoción? ¿Qué pasaría si haces un cambio radical? Estas preguntas pueden surgir como consecuencia del deseo de cambio que subyace internamente.

Si somos honestos con nosotros mismos y no nos tratamos como victimas, nos daremos cuenta que podemos trabajar en nosotros y tomar la responsabilidad de nuestro destino.

El cambio tiene que ver con el interior y las puertas comenzarán a abrirse cuando abras la de tu mente “el cambio tiene que ver con uno y no con el otro, es una puerta que se abre de adentro hacia afuera. Trabajar en nosotros mismos es precisamente lo que traerá prosperidad, salud, amor y abundancia” afirman en dicha web.

¡Atrévete a cambiar! ¡Todos los días puedes empezar de nuevo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *