El horóscopo puede decir mucho de nuestro día a día, ya que influye incluso en aspectos cotidianos. Es una disciplina vital de la astrología y existe desde tiempos inmemoriales. 

Dependiendo de la cultura, el horóscopo posee variaciones, sin embargo, de forma general podemos decir que este es el conjunto de notas sobre los planetas, las estrellas y sus relaciones entre sí.

Nacer bajo un determinado signo zodiacal te dota de ciertas características que influyen en tu forma de ser y actuar, por ello tener esta información y tomar en cuenta estas pautas viene siendo de gran importancia.

El Horóscopo es una manera de entender el presente y caminar con pasos firmes hacia el futuro. Millones de personas en todo el mundo lo consultan para tener una perspectiva general más precisa sobre los diferentes ámbitos de la vida.

También nos ayuda en la construcción de nuestro carácter y a descubrirnos cada día mucho más para tomar las mejores decisiones.

Un poco de historia

Los signos zodiacales que conocemos se originan en la ciudad de Babel en el siglo V antes de Cristo. Alejandro Magno introdujo el horóscopo al sistema de creencias de Roma. Así mismo, los egipcios fueron los primeros en darles un significado más allá del tiempo presente.

La palabra “Horóscopo” significa de forma literal: “mirar al horizonte”. Los griegos le asignaron animales a los signos.

Finalmente, la lectura del horóscopo es vital, ya que la energía que proviene de la posición de los astros nos ayuda a descubrir nuestro camino. Debemos tener presente que formamos parte de un todo que vive en armonía.