pexels photo 235554

 

¿Recuerdas la niñez? Seguramente no tenías tantas dudas como las que mantienes en el presente, el mundo era un lugar donde te sentías cómodo, podías confiar en lo  te rodeaba, vivías mucho más tranquilo disfrutando del presente.   

Los juegos   colmaban tu vida infantil dándole plenitud a tu espíritu, luego llegaron las responsabilidades, los estudios, el trabajo, la familia y espiritualmente comienzas a cambiar porque descubres que el mundo posee un lado que no conocías.

A veces las adversidades y las situaciones negativas esconden al niño que vive en tu interior, y es necesario mirar al mundo desde aquella óptica infantil de hace años. Si quieres conocer las razones que existen para volver a ser niño al menos de corazón sigue leyendo:

1-Dejarás de intentar ganarle una carrera al tiempo.  Cuando eras niña seguramente te dabas el tiempo necesario para hacer lo que debías, tenias poder de concentración porque las actividades que realizabas te gustaban de verdad. Actualmente vas de un lado al otro, tratando de ganarle una carrera al tiempo, tienes demasiadas cosas que hacer y poco tiempo para hacerlas. Vivir sin preocuparse por el tiempo y enfocarse en el presente es una buena razón para conectarse con el niño interior.

2- Soñarás otra vez.  ¿Qué querías ser de niña? ¿Lo recuerdas? Si olvidaste tus sueños porque “la realidad” los hundió, entonces debes conectarte con aquellas ideas de la infancia, esas que te decían que podías ser cualquier cosa que desearas ser.

3-Apreciarás las cosas pequeñas. Si andas apurada todo el día, es muy difícil que puedas detenerte a contemplar la vida, tal y como se presenta. Un café con leche por la mañana, un amanecer, tu comida favorita, son pequeños placeres que mereces experimentar. Tu niña interior no dejaría de lado esas cosas que más le gustan de la vida ¿Por qué lo haces tú?

3-Serás curiosa. Solo la curiosidad permite el encuentro con el conocimiento, los niños son excesivamente curiosos porque de esa forma descubren el mundo. Si mantienes la motivación ante lo que te rodea podrás adquirir cada vez más muchos conocimientos. Sal de tu zona de confort, encuentra nuevos paisajes. La curiosidad te ayuda  a ser creativa, no lo olvides.

4-Serás positiva. Los niños no piensan en situaciones negativas, viven el presente, esperan lo mejor porque son inocentes. Es verdad que es bueno ser previsivo y hay que tener planes para las situaciones de riesgo, pero pensar las 24 horas que el mal te acecha definitivamente no te hará sentir mejor.