o

Es posible deshacernos de todo lo que nos quita espacio y orden en nuestros hogares para quedarnos tan sólo con aquello que realmente necesitamos. Dejar de lado lo accesorio para atender tan sólo aquello que necesitamos es clave para vivir de un modo más simple.

No se trata de tirar las cosas y organizar nuestra casa, todo tiene que ver con simplificar nuestra vida a través del orden.

Marie Kondo, autora del libro “La magia del orden” afirma que el apego al pasado y los miedos relacionados con el futuro gobiernan la manera en que seleccionamos las cosas que poseemos y representan el criterio con el cual tomamos decisiones en nuestras vidas: “¿Te hace feliz ponerte ropa que no te da placer? ¿Te da alegría estar rodeado de montones de libros que no te tocan el corazón? ¿Crees que poseer accesorios que nunca usarás puede traerte felicidad? La respuesta a estas preguntas debería ser "no". Ahora imagina que vives en un espacio que sólo contiene cosas que te dan felicidad. ¿No es el estilo de vida que sueñas?” puntualiza esta especialista en su libro.

Y es que el orden es esencial para encontrar el equilibrio en el hogar, para conseguirlo sigue las siguientes claves:

1-Determina tus posesiones. En el momento en que empieces a ordenar tus cosas, seguramente tendrás la duda sobre que debes conservar y que no.  Podrías tener categorías de selección, por ejemplo, organizar tus objetos en trasto, tesoro o traspaso. Los tratos son todo aquello que no sirve y deseamos botar a la basura, tus tesoros son objetos que vas a quedarte porque realmente los parecías y el traspaso, estará conformado por esas cosas que regalarás a otros.

2-Entra algo nuevo, sale algo viejo. No te será de utilidad ordenar si sigues acumulando objetos. La regla de “entra uno, sale uno” es muy útil, ya que no te permite acumular de un modo innecesario. De este modo podrás mantener el equilibrio en orden.

3-Mantenimiento diario. No ordenes de un modo esporádico, lo mejor es hacer limpieza por ciclos y cada cierto tiempo. Poco a poco podrás liberarte de la sensación de poseer cosas hasta alcanzar un estilo de vida minimalista. Otro consejo que puedes seguir es imponerte metas semanales. Puedes llevar una lista de lo que vas tirando, anótalo y experimenta la sensación de renovación en tus ámbitos cotidianos.

Estos pasos pueden ser de gran utilidad para ordenar tu casa, simplificar tu vida y sobre todo mejorar tus emociones cotidianas.